Si sufre de calvicie o adelgazamiento del cabello y no puede pagar el trasplante de cabello quirúrgico, es posible que desee saber cómo hacer un peluquín en casa. Si bien esta tarea puede parecer fácil a primera vista, no lo es del todo. Debe ser dedicado, paciente y seguir los pasos recomendados para asegurarse de hacer bien su trabajo. Consulte el tutorial a continuación para aprender a crear un peluquín casero que sea tan eficiente y elegante como un postizo comprado en la tienda.

Cómo hacer un peluquín

Paso 1. Preparación

Antes de comenzar el proceso, debe asegurarse de tener a mano los siguientes materiales

Paquete de cabello

Puedes comprar las fibras capilares en cualquier salón de belleza o peluquería online, como Lavivid, teniendo en cuenta tus necesidades que incluyen: color, largo y estilo. Es mejor que elija cabello humano real, ya que es más versátil, más abierto al estilo y duradero.

Gorro de peluca

Si eres nuevo en postizos, querrás saber que un gorro de peluca es una pieza de material, que imita el cuero cabelludo humano, que se usa para unir las fibras del cabello al crear una peluca o un tupé. Intenta elegir una gorra que tenga el mismo color que tu piel para evitar un desagradable contraste y hacer que el tupé sea lo más invisible posible. También considere el tamaño del cordón para asegurarse de que coincida con el tamaño de su cabeza, en caso de que esté completamente calvo.

Cabeza de maniquí y aguja de ventilación

Si una cabeza de maniquí es demasiado cara para ti, puedes reemplazarla con cualquier objeto redondo y sólido que imite la forma de una cabeza humana. La aguja de ventilación te ayudará a enganchar las fibras del cabello en la tapa.

Paso 2. Aplicar la gorra en la cabeza del maniquí

En primer lugar, debes colocar la gorra en la cabeza de la muñeca. Considere estirar bien el cordón para que sea más fácil enganchar las fibras del cabello más adelante. Puede considerar aplicar algunas cintas para asegurarse de que el cordón esté bien sujeto. Las cintas son generalmente fáciles de quitar y no dejan suciedad ni residuos.

Paso 3. Ventile el cabello

Cuando termines de aplicar la gorra, aquí viene el paso más difícil de cómo hacer un peluquín. Hay que empezar a ventilar las fibras capilares sobre la base, utilizando la aguja de ventilación. Puedes hacerlo de las dos formas más habituales: anudado o inyectable. Para anudar, debes empujar las fibras del cabello una a una a través de la base, luego sacarlas con el gancho de la aguja y hacer un nudo. Este método permite crear muchos agujeros en la base, lo que mejorará la ventilación en días calurosos.

Cuando usa el estilo de anudado, debe ser paciente y trabajar cada nudo con precisión para asegurarse de que cada mechón de cabello permanezca firmemente en su lugar.

Cuando se trata de la inyección, primero debe insertar todas las fibras del cabello en la base. Luego, debes darle la vuelta a la base y cortar el cabello sobrante, ajustando su largo al largo de tu cabello natural, o simplemente haciendo el tupé del largo que quieras, en caso de que estés totalmente calvo. Después de eso, debes aplicar un poco de pegamento para asegurar el cabello. Muchos hombres prefieren la inyección porque no crea nudos y el cabello da la impresión de crecer directamente en el cuero cabelludo.

¡Consejo! Presta atención a la densidad del cabello

La densidad del cabello es un aspecto importante a tener en cuenta al crear un tupé en casa. Es posible que desee inyectar los pelos al azar lo más rápido posible, pero terminará en un desastre, ya que la densidad del cabello de su tupé hecho a mano puede no coincidir con la densidad de su cabello natural. Por eso, antes de empezar, es mejor medir la densidad de tu cabello, y tener en cuenta esta cifra a la hora de ventilar las fibras capilares a través del gorro de la peluca. De esta manera, el tupé se mezclará con tu propio cabello y se verá natural.

Paso 4. Estilo

Cuando termines el tedioso procedimiento de ventilación, debes cortar el cordón adicional para ajustarlo al tamaño de la zona calva. Además, puede considerar peinar el cabello según sus necesidades y gustos. Si no eres brillante peinando, puedes acudir a un peluquero profesional y dejar que él haga el trabajo por ti.