La caída de una pieza de cabello no debe ocurrir con una peluca que le quede bien. Aún así, a veces la peluca puede no ajustarse bien a tu cabeza, lo que hace que se resbale o incluso se caiga en caso de viento fuerte o actividad intensa. Afortunadamente, existen algunos métodos confiables que ayudan a asegurar una peluca inestable. Siga leyendo para saber cuáles son y cómo usarlos.

1. Cintas

La cinta para peluca proporciona una unión fuerte que ayuda a asegurar una peluca que no le queda bien. Se adjunta dentro de la peluca a lo largo del borde de la base. Debe ser muy preciso al aplicar la cinta de color para que no se vea. La cinta es más segura que el pegamento, ya que no contiene productos químicos agresivos y no irrita la piel, lo que la convierte en una opción para las personas que se recuperan de un tratamiento para el cáncer de piel cuyo cuero cabelludo es sensible.

Las cintas también son mejores que las tiras ajustables que se encuentran en la parte inferior de algunas pelucas para asegurarlas. Mientras logran una unión perfecta, las tiras distorsionan el peinado, haciéndolo parecer antinatural e impidiendo el movimiento. Por otro lado, las cintas no ejercen presión para tensar o aflojar la peluca. Simplemente confían en una fuerte unión proporcionada por su superficie pegajosa. Por lo tanto, el cabello no está limitado en movimiento.

2. Gorro de peluca

Una gorra de peluca es otra forma de asegurar una peluca que no le queda bien. Si su peluca está demasiado suelta, puede colocar una gorra que haga que su cabeza sea virtualmente más grande permitiendo que la peluca quede bien asegurada. La gorra también puede aliviar los bultos creados por tu cabello natural, ayudando a que la peluca descanse mejor en el cuero cabelludo. Además de prevenir la caída del postizo, un gorro de peluca crea una barrera entre la peluca y tu cabello natural, protegiendo tu cabello de romperse bajo una fricción demasiado fuerte con la base del sistema capilar.

3. Empuñadura de peluca

Una empuñadura de peluca es una banda hecha para adaptarse al tamaño de una cabeza humana. Abarca toda la cabeza mientras se sujeta con velcro en la espalda. La banda constituye una barrera para la línea del cabello de la peluca que impide que se deslice hacia atrás. Además, tiene dos lados de terciopelo que se adhieren a la peluca y al cuero cabelludo, mejorando el agarre y la fricción. El encanto de una empuñadura de peluca es que no solo evita la caída de la peluca, sino que también hace que el uso de la peluca sea más cómodo y distribuye el peso de la peluca de manera uniforme.

En términos generales, una empuñadura de peluca es una versión mini de una gorra de peluca, que tiene algunas ventajas. En primer lugar, una empuñadura de peluca es más ligera que una gorra de peluca, lo que ayuda a llevarla más fácilmente y evita molestias y presiones después de semanas de uso permanente. Además, una gorra puede hacer que las cosas se sientan calientes, ya que es un trozo de tela gruesa que cubre toda la cabeza, mientras que la empuñadura es solo una banda con un ancho aproximado de 30 mm que cubre solo una línea a lo largo de la cabeza. Esto lo hace menos caluroso, lo que le permite usarlo en días soleados, sin tener miedo de que su cuero cabelludo sude demasiado.

4. Clips

Los clips también son una herramienta eficaz para prevenir la caída y el deslizamiento del postizo. Si apenas imagina lo que son los clips, bueno, estos son pequeños tenedores cosidos en la estructura de la peluca que se clavan en el cabello existente en el cuero cabelludo del usuario, lo que ayuda a que la peluca se mantenga mejor en su lugar. A diferencia de las opciones mencionadas anteriormente, los clips funcionan solo con cuero cabelludo que tiene cabello. Por lo tanto, las personas que sufren de calvicie completa o pérdida de cabello severa no pueden recurrir a este método para asegurar la peluca. Cuanto más pelo tenga y más fuerte, mejor podrán proporcionarle las pinzas de agarre. Los clips son fáciles de usar, solo toma unos minutos colocarlos en la peluca y quitarlos, sin residuos ni olores desordenados.

En general, si busca una manera de asegurar la peluca que cae, tiene algunas opciones para elegir. Las cintas proporcionan una unión fuerte evitando presión y peso adicional. Los gorros de peluca hacen que las pelucas sueltas se aseguren firmemente en el cuero cabelludo mientras crean una barrera entre el cabello natural del usuario y la peluca. Los sujetadores de peluca son una opción perfecta para quienes viven en áreas calientes, mientras que los clips son un accesorio de pelucas para las personas que todavía tienen cabello en el cuero cabelludo.